domingo, 12 de octubre de 2008

Concurso de manchas en el campamento de Virrey del Pino


El área de educación plástica también participó de la experiencia campamentil de 6 grado A y B.
Una vez que llegamos ordenamos los bultos e hicimos un rápido desayuno. Se armaron las carpas, pusimos la mesa y preparamos fideos con tuco. Los que cocinamos lloramos un poco por la culpa de la cebolla pero pronto fuimos compensados por un aplauso porque: ¡a todos les gusto!
Recorrimos las instalaciones (tan bien cuidadas y didácticamente pensadas) y participamos del taller del pan y del ordeñe. Luego nos reunimos para trasmitir las consignas de la experiencia expresiva de arte en la naturaleza.
Algunos eligieron trabajar a solas y otros en grupo, todos buscaron un lugar especial que comunicara alguna sensación interesante. Según la forma, los colores, el tema o la significación particular del motivo. Pero la consigna era “manchar” y con la tempera directa, sin dibujo previo, sin detallar al final. Se trataba de ver la luz y sus efectos, lo sensorial y los sentimientos que nuestra sensibilidad ante la naturaleza se pone en juego. Y así fue cómo al terminar expusimos los trabajos, con número que los identificara, para ser anónimos a la hora de votar al preferido.
Hubo un ganador y un premio, pero lo que verdaderamente ganaron todos fue la experiencia de participar, dejando una parte de nosotros mismos y conociéndonos más como individuos y como grupo de compañeros y docentes.
Qué se repita!!

Educación plástica
Prof. Patricia Laura González

1 comentario:

Flopi dijo...

La verdad fue un gran campamento... la experiencia es inolvidablee...
ahora se acerca Tandil!